El 30 de diciembre de 2006, el ex dictador Saddam Hussein era ejecutado en Bagdad, Irak. Fue el quinto iraquí en ejercer la presidencia del país, ocupando el cargo desde el 16 de julio de 1979 al 9 de abril de 2003. En marzo de 2003 Irak fue invadido por una coalición de países encabezada por Estados Unidos y el Reino Unido. La invasión se desencadenó a partir de las acusaciones del presidente de Estados Unidos George W. Bush hacia el líder iraquí de poseer armas de destrucción masiva y tener vínculos con la organización terrorista Al-Qaeda.

Saddam Hussein nació cerca de Bagdad el 28 de abril de 1937. Se unió al Baath, partido que posteriormente lideraría, y participó del golpe de estado que llevó a su primo al poder en el año 1968. Saddam asumió el cargo 11 años después. Durante su mandato, el país entró en guerra con Irán, la cual provocó más de un millón de muertes. En 1990 invadió Kuwait, lo que desencadenó la Guerra del Golfo un año más tarde. Estado Unidos invadió el país ese mismo año, pero el líder logró mantenerse en el poder. Sin embargo, en 2003, el conflicto supuso la caída del régimen dictatorial de Saddam. El partido Baath se disolvió y la nación comenzó una transición a la democracia.

Saddam Hussein fue capturado el 13 de diciembre de 2003. En 2006 fue sometido a juicio y declarado culpable del asesinato de 148 chiitas iraquíes en 1982, recibiendo una condena a muerte en la horca.

Fuente: History

¿Insulto o comentario? Déjalo aquí

Dejanos un comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí