Esas deliciosas y divertidas gomitas, gelatinosas, dulces y coloridas.  ¿Quién no se ha dejado decantar por las de ositos o culebritas?  Sin embargo debes conocer su origen, como todo lo que metes a tu organismo.

El azúcar es un factor que ven los padres, y por ello limitan su consumo a los más pequeños de la casa, pero hay algo más que quizás te incomode y es el origen de la gelatina con que se elaboran.  Por artificial que parezca, su origen lo encontramos en la naturaleza, es resultado de procesar partes animales como la piel, los cartílagos y hasta los huesos, colocando todo bajo fuego hasta punto de ebullición, logrando así ese líquido pegajoso, inicialmente de color amarillento pero basta con agregar los colorantes adecuados para mejorar su aspecto.

 

¿Insulto o comentario? Déjalo aquí

Dejanos un comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí