“Tenés panza de casado” dicen en mi país. Pues es muy común que después del matrimonio, la pareja comience a ganar algo de peso. Pero… ¿a qué se debe?

Un estudio reciente ha revelado la razón por la cual muchas personas que contraen matrimonio terminan obteniendo unos kilitos de más.

Estos estudios, dicen que con el tiempo se aumenta de peso ya que pueden estarmenos motivados para atraer físicamente al cónyugue.

“Estoy lleno de amor”, dicen también. Y es que cuando tienes una pareja, incluso desde el noviazgo, las salidas a cenar, los antojos, el cine, la tarde de baleadas, etc.

comienzan a afectar el físico de los amantes, y cuando menos lo esperas ya tenés esa gran barriga.

Además, otro estudio reveló que la gordura puede ser “contagiosa”. Si tu pareja comienza a subir de peso, podría contagiarte. ¿Te ha pasado? El mismo estudio demostró que los hombres casados llegan a subir casi 14 kilos y las mujeres 11.

panza

El tiempo y el complacer a la pareja son factores definitivos a la hora de ganar peso. El tiempo porque en ocasiones la pareja no puede cocinar y optan por la comida rápida, sobre todo si se reencuentran para comer o cenar. Y el complacer al otro se refiere a que, si tú no estabas acostumbrado a los carbohidratos pero tu pareja sí, entonces cedes y terminas cayendo en la tentación.

Eso claramente funciona, pero, ¿por qué no hacerlo al revés? Si se puede contagiar la gordura, entonces contagiemos un estilo de vida saludable. Sí tu pareja ama la comida chatarra, hazlo que ceda hacia tu ensalada o alimentos orgánicos.

La mujer entonces tiene un papel fundamental en esta situación, pues por lo general ella es la que planea las compras en el supermercado. Es ahí un buen lugar para comenzar: hacer compras inteligentes.

Finalmente, el estrés y las preocupaciones también tienen su efecto en la balanza. Si no estás tranquilo, tu intestino no absorbe los alimentos adecuadamente y no aprovechas al máximo sus características.

Recuerda crear un buen hábito alimenticio desde el comienzo es una buena manera y fomenta el hábito en los hijos.

¿Insulto o comentario? Déjalo aquí

Dejanos un comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí