La NASA ha iniciado la búsqueda de jóvenes voluntarios para realizar una investigación acerca de los efectos de la marihuana (la tosijosa)  en el cuerpo en condiciones de reposo. Los datos obtenidos se utilizarán en beneficio de viajes espaciales.

Lo que deben hacer los voluntarios es pasar 70 días consecutivos acostados en una cama consumiendo todo tipo de variedades de cannabis. Además, como recompensa, recibirán más de 50 mil dólares por las “molestias”. (si de pie o sentado eso pega, no quiero saber 70 dias acostado fumando)

La Nasa pretende que los voluntarios se sientan como en casa. Podrán leer libros, tener internet, jugar videojuegos, hablar con quien quieran por skype, fumar toda la marihuana que quieran y cuando quieran. El fin de todo esto es encontrar métodos que preserven la buena salud y seguridad de sus astronautas durante viajes de larga duración por el espacio.

La clave de todo esto está en que reposando en la cama con la cabeza inclinada para abajo se pueden simular los viajes al exterior con gravedad cero. Los objetivos del estudio se basan en comprender la afectación de la capacidad de una persona a realizar tareas bajo el efecto del cannabis, y preparar medidas de combate para los deterioros físicos que pueda causar.

Para hacerlo posible, el estudio se dividirá en dos grupos: los que harán ejercicio y los que estarán reposando en la cama. Con eso examinarán la diferencia que se produce en músculos, huesos, sistema circulatorio y nervioso y el corazón. Lo mejor de todo es que los voluntarios podrán presumir que ayudaron al proceso del envío de hombres a Marte.

 

¿Insulto o comentario? Déjalo aquí

Dejanos un comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí